cruz de malta

Su origen se remonta a tiempos de valentía y devoción durante las Cruzadas del siglo XI. Inspirada en el símbolo de la Orden de Malta, una antigua organización de caballeros cristianos, posee ocho puntas que simbolizan las ocho obligaciones o aspiraciones de los caballeros: amor, arrepentimiento, fe, humildad, misericordia, resistencia, sinceridad y verdad, así como las diferentes nacionalidades de los miembros de la orden. Este legado histórico otorga a la Cruz de Malta no solo un significado estético, sino también una profunda conexión con la tradición y el legado de los caballeros que la inspiraron.