fbpx

una tienda con historia

La Filigrana de Portugal Certificada define la identidad de un espacio centenario situado en el corazón de Lisboa en el que se sublima el arte secular de la joyería tradicional portuguesa desde 1924.

una tienda con historia

Tras el terremoto de 1755, en Lisboa se promovió la construcción de la Muralla do Carmo junto a las ruinas del convento do Carmo, en el centro de la ciudad. A lo largo de las excavaciones que se realizaron en la muralla a inicios del siglo XX se encontraron espacios no aprovechados y en ellos se construyeron algunos establecimientos comerciales, entre los cuales está la Joyería Raul Pereira e Cia., Lda., con un imponente corazón que domina y caracteriza la fachada de este establecimiento que en 1926 adoptó el nombre “Joalharia do Carmo”. Hoy en día, manteniendo su singularidad, las atenciones se centran en la Filigrana de Portugal. 

El diseño y el mobiliario son originales: las credencias con espejos, las lámparas de cristal Baccarat, las escaleras de caracol y los tonos de verde y dorado aportan su parte a la Filigrana Certificada. Clasificada como «Tienda con Historia» por el Ayuntamiento de Lisboa, la Joalharia do Carmo conserva intacta su identidad original y sigue siendo una fiel guardiana del arte de la orfebrería atemporal, como un espacio con una longevidad poco común, una tienda orgullosamente intacta en la zona histórica de Lisboa.

La ubicación privilegiada en el barrio de Chiado, sitúa a la Joalharia do Carmo en el centro de la capital y de la zona peatonal de la ciudad, de la misma forma que su pasado cargado de historia y vinculado a la Filigrana la pone en el epicentro de la joyería y orfebrería nacionales.

la fachada art déco

En la fachada de la Joalharia do Carmo, de estilo Art Déco del arquitecto Manuel Norte Júnior, quien también firmó la fachada de la icónica cafetería A Brasileira do Chiado, se destacan sus columnas corintias y el imponente escudo de armas que ostenta como marca distintiva: el escudo portugués sobre la cruz de Cristo en un fastuoso corazón coronado con castillos y ladeado de gloriosas hojas de laurel. Un escudo en el que impera lo dorado, característico del espíritu de la época en la que se construyó.

La fachada ha inspirado el concepto del espacio. La Filigrana es la protagonista a lo largo de una minuciosa secuencia de finos hilos de oro y plata trabajados a mano por maestros artesanos que dibujan maravillosamente obras de arte de la más fina joyería portuguesa. Con motivos florales o marítimos, representaciones religiosas o la inspiración en el amor de los icónicos corazones de Viana remitiendo al corazón que se impone en la fachada, la Joalharia do Carmo es un escaparate con piezas únicas que revelan ser verdaderas embajadas de Portugal en el mundo.

inspiración: figurado de barcelos

En la Joalharia do Carmo se cruzan dos universos creando un encuentro perfecto, pero improbable: la nobleza de la joyería se enaltece con el arte popular del Figurado de Barcelos, piezas de barro modeladas a mano y pintadas con colores vivos que destacan la delicadeza de la Filigrana.

Recrear lo real creando un imaginario siempre ha sido el verdadero arte del Figurado de Barcelos, lo que se logra a través de las manos que invocan recuerdos y narran su historia a través de fábulas de barro. ¿Qué otra mejor inspiración podría haber para destacar los corazones de Viana, los pendientes «Rainha» o los aros, donde todo es alegría, tradición y creatividad? La excelencia artística del Figurado de Barcelos presenta al mundo los hilos de oro de la fiesta de la región del Miño, afirmando el lujo de la simplicidad, tan presente en la expresión popular.

Es el maravilloso mundo de la Filigrana de Portugal, hipnotizado por los acordes del cavaquinho y el acordeón, despertando sensaciones en rojo sangre y verde esperanza. ¿Habrá una fiesta más genuinamente nuestra?

una oda a la filigrana

Negro y dorado: elegancia y nobleza, sofisticación y distinción. Con esta conjugación de colores, el ilustrador Nuno Saraiva viaja a lo largo del tiempo, con pinceladas sobre el techo abovedado del primer piso de la Joalharia do Carmo, un espacio intimista.

Inspirado en la ilustración Filigrana do Carmo, Nuno rinde homenaje al arte de la Filigrana, contando su historia a través de representaciones de mujeres cuyas faldas dibujan las colinas de la ciudad.

La primera mujer es una aristócrata fenicia, con adornos de Filigrana. Los fenicios fueron los precursores de la estética y el ingenio de la Filigrana, con una fuerte influencia del arte egipcio. La segunda mujer es una noble patricia romana que se paseaba por las calles de Felicitas Julia Olisipo, la Lisboa del siglo I A.C.. Un tributo a los romanos, que crearon el arte y el nombre: Filum Granum. La tercera mujer es una mozárabe que exhibe una Mano de Fátima y esconde el símbolo católico más primitivo, el pez.

Un homenaje a los musulmanes que embellecieron y aportaron más brillo a la Filigrana. La cuarta mujer es la típica “minhota”: engalanada con Filigrana, llevando al pecho el oro en forma de collares, corazones de Viana, cruces de Malta, monedas reales y republicanas, y una medalla de Nuestra Señora de la Concepción, patrona de Portugal.

Nuno Saraiva es autor y profesor de cómic e ilustración. Ha colaborado con gran parte de la prensa portuguesa, ha dibujado las Fiestas de Lisboa y cuenta con más de una docena de exposiciones en su currículum.